Memoria Curso Academico 2001

Excmo. Sr. Rector magnífico de la UMH.Molt Excel.lent Presidenta de las Cortes Valencianas

Excmo. Rectores Magníficos de las Universidades Jaume I, Murcia y Cardenal Herrrera.

Excmo. Dr. General de Universidades.

Excmo. Presidente del Consejo Económico.

Excmas. e Iltmas. Autoridades.

Sres. miembros de la Comunidad Universitaria.

Señoras y Señores.

         Un año más inauguramos un nuevo curso académico. Cada curso es especial, único, irrepetible.

Para todos los que componemos esta Comunidad educativa este es un acto que tiene un significado muy especial. El inicio de un nuevo período lectivo es un adecuado momento donde depositar nuevas expectativas y compromisos tanto personales como colectivos.

         Toda Memoria, aún las académicas, se nutren del recuerdo, y éste, como indicaba Marañón “Es un bosquejo de la realidad perturbado por nuestras fantasías y esperanzas”.

El riesgo es pues evidente, ya que supone exponer en pocos minutos los heterogéneos resultados del curso que hoy termina; asumo este riesgo, con la certeza que, de forma inadvertida, mis involuntarios olvidos empañarán el fiel reflejo de la ingente multiplicidad de actividades que nuestra joven Universidad ha realizado durante el curso 2000-2001.

         Al redactar pues esta sucinta exposición de la Memoria, se debe tratar de combatir este olvido, siempre con el convencimiento que  recordar los hechos pasados es un útil ejercicio de humildad, tanto cuando sirve de aprendizaje de los errores cometidos como para el aliento y la difusión de los aciertos.

         La Universidad Miguel Hernández es hoy una realidad dinámica y compleja, que se nutre del trabajo serio, callado y constante de todos sus miembros. Reducir esa excelente labor a la frialdad de cifras y datos, o mencionar algunos hechos, importantes pero aislados, implica una renuncia, asumida y necesaria, a la hora de ofrecer una visión nítida y fiable de la cantidad y calidad del esfuerzo por todos realizado.

         En todo caso, detrás de todas las actividades realizadas durante este último año, se puede comprobar que hay un común parámetro de referencia, esto es, llegar a conseguir con el tesón de todos, una Universidad de calidad, distinta, moderna e innovadora. Esfuerzo que ha sido reconocido tanto por la Certificación de Calidad AENOR-ISO 9002 ( La primera certificación de esta índole otorgada a una Universidad española) por el Premio a las Mejores Prácticas del Club Gestión de la Calidad (4ª edición) así como el Premio eficacia 2000 del Circulo de Economía. En definitiva, una muestra fehaciente y tangible de cómo la Universidad Miguel Hernández intenta responder al reto que la Comunidad Valenciana nos brindó a la hora de nuestra creación.

A continuación pasaré,  tal como dicta la ortodoxia del acto, a exponer, de la forma más sucinta posible, las actuaciones más significativas que ha realizado nuestra Universidad en los últimos doce meses.

Su saldo creo es a todas luces positivo, aunque tengo la certeza que en nuestro ánimo está, con el esfuerzo de todos, alcanzar unas mayores cotas de calidad y eficiencia.

A este tenor, por cuanto se refiere al Desarrollo Institucional, todos los órganos de gobierno han funcionado con excelente normalidad. Buena muestra de ello son las 20 reuniones ordinarias   y 1 extraordinaria de la Comisión Gestora, así como las 10 reuniones ordinarias y 1 extraordinaria del Consejo Económico. Un fiel reflejo de esta normalidad y del desarrollo institucional es el proceso electivo de cargos, elecciones  que se ha desarrollado normalizadamente en todos y cada uno de Departamentos así como en los Centros de Investigación de nuestra Universidad.

         A lo largo del pasado curso se ha ido avanzando en el proceso de adaptación y desarrollo de nuestra normativa inicial; prueba de ello, es la aprobación por la Comisión Gestora de normativas básicas y fundamentales para armonizar nuestro desarrollo:

Tal es el caso de la Normativa sobre Departamentos, Normativas de contratación de profesorado, La Normativa correspondiente a Centros o Institutos de Investigación, el desarrollo en la práctica de documentos tan importantes como el El Plan de Asignación de Recursos por Docencia, Investigación y Transferencia de Tecnología o el Sistema Experto Docente, ambos  imprescindibles instrumentos de gestión de recursos docentes y de investigación, la puesta en marcha de una arriesgada experiencia pionera en la Universidad española como es el Plan Estratégico de Calidad  y, finalmente, con relación al personal de Administración y Servicios, la aprobación definitiva de la Relación de Puestos de Trabajo.

A la hora de evaluar el crecimiento experimentado por nuestra joven Universidad este  podría ser cotejado por innumerables parámetros, pero en aras de una deseable brevedad, me limitaré exclusivamente a tomar en consideración aquellos aspectos relevantes en las áreas que consideramos más significativas, esto es:

el desarrollo de las infraestructuras y los presupuestos, la extensión y el alcance de nuestra investigación, y, finalmente, la evolución docente.

Respecto al 1º de ellos, nuestra infraestructura, es a todas luces evidente que estamos creciendo sensata y adecuadamente; buena muestra de ello es la finalización de obras tan significativas como la construcción del Campus de las Artes de Altea, así como la de los Edificios de Torretamarit, Torregaitán y Vinalopó en el Campus de Elche. Actualmente continúan desarrollándose  las obras de acondicionamiento del Campus de Elche, y se ha iniciado en el Campus de San Juan la construcción del Instituto de Neurociencias, así como en el Campus de Orihuela el edificio destinado a laboratorios y, finalmente, se encuentra en fase de licitación el edificio de Rectorado, en el Campus  que hoy nos acoge, y en Orihuela la urbanización de su Campus y el edifico correspondiente a la granja.

Desde el ámbito presupuestario el Presupuesto anual ascendió a 11.690.226.608 ptas,. Las inversiones en su conjunto crecieron alrededor de un 52% respecto al ejercicio anterior. Y el equilibrio presupuestario se aprecio en los porcentajes de crecimiento de Ingresos y Gastos corrientes, ambos del 11%, similar al crecimiento conjunto de la actividad universitaria.

Finalmente se han elaborado los Estados Financieros Anuales, con su Memoria, que han sido debidamente aprobados por el Consejo Económico en su integridad, y auditados de conformidad, tanto por la Intervención General de la Generalitat Valenciana, como por la Sindicatura de Cuentas.

En cuanto a la actividad de nuestros investigadores, una vez más  debemos felicitarnos por contar con un colectivo emergente, con una calidad que, como viene siendo ya tradición, es reconocida en todos los foros internacionales. Baste solo recordar la publicación de 602 artículos, 74 monografías, 164 capítulos de  libros, así como 851 ponencias en Congresos Nacionales e Internacionales, un balance tan excelente que nos sitúa, aún pese a nuestra juventud, en una privilegiada posición frente a los resultados de investigación entre las Universidades de la Comunidad Valenciana y las de ámbito nacional.

Los grupos de investigación, entre los que destacan el Instituto de Neuorociencias, y los Centros de Bioingenieria, el de Biología Molecular, y el de Investigación Operativa, presentaron proyectos en los ámbitos regional, nacional y europeo, llegándose a alcanzar, al amparo del art. 11 de la L.R.U, 110 proyectos de I+D contratada por un montante de 250 millones en ingresos.

En el ámbito nacional y regional se solicitaron un total de 188 proyectos de investigación de los cuales 74 fueron aprobados, lo que supone un 40% de los solicitados. Desde una  perspectiva económico presupuestaria se solicitaron algo más de 1.600 millones de pesetas y fueron aprobados un total cercano a los 400 millones, lo que supone casi un 40%.

En las convocatorias europeas se solicitaron un total de 21 proyectos de los cuales fueron aprobados 11 de ellos, lo que representaría casi el 50%, por un importe algo superior a los 380 millones de pesetas.

Nuestro Staff de investigadores se ha incrementado a través de la lectura de 47 Tesis Doctorales otorgándose 7 Premios Extraordinarios.

A todos y cada uno de los investigadores que hacen posible  la proyección internacional de nuestra universidad, desde aquí ofrecerles nuestro apoyo  y aliento con la certeza que la excelencia de sus trabajos nos aportará en el futuro, como ahora, enormes satisfacciones.

Finalmente, en cuanto se refiere a nuestra evolución docente, desde aquí queremos agradecer el notable esfuerzo realizado por todos los estamentos, para dar plena respuesta a una adecuada y eficaz docencia impartida en las 31 titulaciones repartidas entre licenciaturas y diplomaturas, de las que caben destacar por su novedad a partir de este curso la de Ingeniero Técnico en Informática de Gestión, la de Ingeniero Técnico Industrial Especialidad en Mecánica y la de Terapia Ocupacional.

Titulaciones a las que se han matriculado por 1ª vez 2.265 alumnos, lo que genera un nº total de alumnos matriculados en la UMH de cerca de 8.000, lo que supone casi 1000 alumnos más con respecto al curso anterior y un incremento del 14,29%, cifra esta que, en atención al conocido y generalizado descenso de la tasa de matrícula en el ámbito nacional, solo cabe que se traduzca como una confirmación del proyecto de la Universidad Miguel Hernández, nuestro proyecto, y que supone un importante aliento a los cotidianos esfuerzos  de todos los miembros de la comunidad universitaria.

Además, respondiendo al afán de dar una formación lo más idónea y completa posible, el Observatorio Ocupacional de nuestra universidad ha gestionado más de 1300 prácticas de empresa, lo que representa un incremento del 40% respecto al año anterior, Destacar asimismo que se ha iniciado un innovador proyecto denominado EMBRIO que, subvencionado por la Comisión Europea mediante el V Programa Marco,  promociona y faculta la creación de empresas por nuestro propio alumnado.

En estudios de 3º ciclo se han impartido 39 programas de doctorado, con un nº global de matriculados de 493 alumnos, en cursos de Master, Experto y Especialista se alcanzó la matrícula de 888 alumnos, en la universidad de la experiencia fueron 240 los matriculados y mientras que en el Curso de Adaptación Pedagógica fueron 92. En total la Universidad Miguel Hernández acogió en sus aulas 10.463 alumnos.

Para concluir, y en atención a nuestro personal, en el ámbito docente e investigador se  ha incrementado de forma notable la dotación de plazas, con mayor énfasis en aquellas carreras de nueva implantación. Durante  este curso, la Universidad Miguel Hernández de Elche contó con un total de 661 profesores e investigadores, de entre ellos 214 funcionarios y 417 contratados a los que se deben sumar 138 becarios.

Respecto al personal de administración y servicios se han consolidado las unidades y servicios incrementándose su plantilla en torno al 8% respecto al año anterior.

La UMH contó durante este curso académico con 241 trabajadores de administración y servicios, distribuidos en 86 contratados  (20 laborales fijos y 66 laborales temporales), 22 funcionarios de carrera, 132 funcionarios interinos y 1 eventual.

Ya felizmente termino.

Esta imagen de dinamismo y progreso, que día a día va transmitiendo nuestra Universidad obedece no sólo a la Comunidad universitaria, sino a todos y cada uno de los estamentos de la sociedad valenciana que, con entusiasmo, están impulsando el desarrollo de nuestra institución. Por tanto, desde aquí, quiero agradecer a cada uno de ellos su imprescindible y desinteresado esfuerzo.

Son muchas las actuaciones que he mencionado y muchas las que quedan por mencionar, pero considero que el ritual del Acto de Apertura de un nuevo curso académico no debe ser oscurecido  por las enumeraciones tediosas de datos.  Datos que, en todo caso, ya se brindan a público conocimiento en la voluminosa edición escrita que año tras año confeccionamos.

Solo queda pues, agradecer a todos aquellos que con su esfuerzo y entusiasmo, desde las más variadas responsabilidades, han apostado un año más por este nuestro común reto, y rogarles que sigan exigiéndonos las cotas de calidad y eficiencia que nuestra sociedad requiere.

Permitidme que concluya recordando una reflexión del siempre sutil Tácito “ La Memoria es el intimo refugio, inapelable, ya sea acogedor o inhóspito, es la morada de los actos cuya autoría nadie nos puede eludir” .  Pues bien, y a la vista de los datos sucintamente expuestos en la Memoria,  la Universidad Miguel Hernández debe sentirse esperanzada, ufana y  satisfecha  de la autoría  de sus actos, esperemos entonces el acogedor fin que nos anuncia historiador.

Disculpen el tedio de los datos y Gracias por su atención.

He dicho.