Seminario sobre indicadores biométricos y los límites físicos del ser humano

El Instituto Centro de Investigación Operativa (CIO) de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche ha organizado el seminario “Estadística, Longevidad y Límites del ser Humano”. El profesor de la Universidad de Valencia (UV) Francisco Morillas Jurado impartirá este seminario mañana martes, 12 de noviembre, a las 12:30 horas, en la Sala de Seminarios del edificio Torretamarit del campus de Elche. La actividad está dirigida tanto a investigadores como a estudiantes interesados en la temática.

Imagen de arhcivo edificio Torretamarit. Fuente: archivo UMH

Durante el seminario, el investigador Francisco Morillas presentará algunos aspectos descriptivos sobre la supervivencia humana en diferentes momentos del tiempo; fenómenos como la rectangularización de la supervivencia o la compresión de la mortalidad, que son presentados en paralelo a otros fenómenos fisiológicos que analizan los límites de las capacidades humanas. Asimismo, en este segundo caso, se presentará un análisis de la evolución de los tiempos en ciertas pruebas de atletismo, que puede aportar luz a discernir si los límites fisiológicos del ser humano ya han sido alcanzados o no, si estamos en una fase de mejora fonotípica que llega a su fin y si ahora la mejora humana está pendiente de un cambio genotípico.

Según los organizadores, en el campo actuarial la precisión en la predicción de algunos indicadores biométricos tiene especial relevancia. Así, entre los indicadores biométricos más conocidos se encuentra la esperanza de vida al nacer o a una cierta edad que, a su vez, depende de la probabilidad de supervivencia a cada edad (o de su probabilidad complementaria, la de fallecimiento). Estos indicadores tienen especial relevancia en diferentes ámbitos. Por ejemplo, en el asegurador, porque de sus valores dependen tanto las primas que se pagan por los diferentes productos como el establecimiento de las reservas matemáticas que las compañías deben asumir para hacer frente a la siniestralidad con garantías suficientes. En el ámbito público, estos indicadores se utilizan tanto para garantizar la viabilidad del sistema de pensiones (vía, por ejemplo, el conocido factor de sostenibilidad en España) como para hacer previsiones relacionadas con la calidad de vida de los mayores (calcular plazas de residencias de la tercera edad, gasto hospitalario, gasto farmacéutico…).

En este sentido, el riesgo de longevidad puede tener importantes implicaciones, que se han de conocer y saber manejar. En la actualidad, existe una gran controversia sobre cuál será la esperanza de vida del ser humano. Hay estudios que asumen que existe una edad límite a la que nadie puede sobrevivir (tasa de mortalidad creciente hasta llegar a una edad límite), mientras que existen otros estudios que indican que la tasa de mortalidad crece hasta llegar a un umbral donde esta se mantiene constante y hace factible que “no exista” una edad límite como sugieren estudios previos.