La start-up Bioferric Ink del Parque Científico ofrece soluciones personalizadas mediante la biotecnología y nanotecnología molecular

La start-up Bioferric Ink del Parque Científico de la Universidad Miguel Hernández (PCUMH) de Elche puso en marcha una innovadora tecnología, basada en partículas magnéticas, capaces de separar el agua de los contaminantes que se adhieren a ella para fomentar su reutilización. En la actualidad, la compañía ha lanzado un nuevo servicio de asesoramiento tecnológico con el que, a través de los diferentes usos de las tecnologías con las que trabajan, ofrecen soluciones personalizadas a cada uno de los retos que plantean las empresas.

Fuente: Parque Científico UMH.

La idea de este nuevo servicio de asesoramiento tecnológico, paralelo a su proyecto de extracción de microplásticos en efluentes industriales, surge a raíz de las múltiples funcionalidades de los compuestos con los que trabaja la compañía, entre los que destacan las micropartículas magnéticas. Según ha explicado el director económico de Bioferric Ink, Adrián Nadal, “dependiendo del recubrimiento que le añadas a las partículas, éstas pueden unir unos compuestos u otros. Este recubrimiento permite que, cuando las partículas entran en contacto con el líquido que contiene el compuesto a extraer, éste se quede unido a ellas para que, posteriormente, mediante campos magnéticos el compuesto pueda ser atraído junto con las partículas, separándose así del resto del medio y obteniendo finalmente el líquido descontaminado”.

El asesoramiento tecnológico que ha lanzado esta compañía del PCUMH consta de varias fases. El primer paso que llevan a cabo desde Bioferric Ink reside en investigar las posibles aproximaciones tecnológicas, según el reto al que se enfrentan, y definir cómo estos procesos, basados en las tecnologías con las que ya trabajan o en técnicas alternativas, podrían ofrecer una posible solución a la problemática. A continuación, a través de la puesta en marcha de un proyecto de investigación, se presenta una solución con base científicamente comprobada para que se pueda poner solución al reto presentado.  

Uno de los proyectos en los que Bioferric Ink comenzará a trabajar en los próximos meses es el correspondiente a una empresa focalizada en la producción de whisky. En una de las fases de producción de la bebida se generaba turbidez, lo que obligaba a la empresa a tener que enfriar el whisky para conseguir agregar y eliminar los compuestos que la provocaban. Según ha señalado Nadal, “con nuestras partículas magnéticas recubiertas de un material específico para atraer dichos compuestos, confiamos en poder realizar el proceso de extracción de una forma más rápida y económica para la empresa. En breve empezaremos la investigación para hacerlo posible”.

Bioferric Ink es una start-up, promovida por el graduado en Biotecnología y máster de Nanociencia y Nanotecnología Molecular por la UMH Álvaro Mas. La empresa surgió tras ser uno de los proyectos ganadores de la 6ª edición de la Maratón UMH, donde, también, fue premiada con el galardón especial, que la empresa de patentes y marcas Agilmark.

Destacados

Categorías